971 25 46 26

Carrer de Sevilla, 8, 07013 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa

Carrer de Sevilla, 8, 07013 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa | Contacto

sobremordida

¿Qué es la sobremordida y cómo tratarla?

Cristina Martínez-Almoyna Rifà

Cristina Martínez-Almoyna Rifà

Codirectora médica de Clínicas UDEMAX.
Licenciada en Odontología, título de máster en Ortodoncia y postgrado en Odontopediatría. Especialista certificada en Invisalign y en arco recto.

Existen varias maneras en las que las que la arcada superior e inferior no tienen un correcto encaje, es decir, en las que los dientes superiores e inferiores no coinciden al morder. Cuando esto sucede, hablamos de que existe un problema de maloclusión dental, siendo la sobremordida uno de los tipos más comunes, pero también uno de los menos percibidos en los niños durante su desarrollo

 

Lo que debes saber sobre la sobremordida.

  1. ¿Qué es la sobremordida?
  2. ¿Puede evitarse la sobremordida?
  3. ¿Qué problemas genera?
  4. ¿Cómo se trata la sobremordida?

1. ¿Qué es la sobremordida?

La sobremordida es un problema de maloclusión dental de clase II en el que los dientes superiores se encuentran más adelantados que los inferiores y que, en según qué grados, pueden llegar a cubrirlos parcial o totalmente de forma vertical. Es decir, es un problema de mordida en el que el maxilar se encuentra más sobresalido que la mandíbula.

Como hemos comentado, este tipo de mordida no siempre se percibe, especialmente en los grados más leves, ya que no tiene porqué estar acompañada de una mala alineación de los dientes, es decir, de dientes torcidos en la arcada. No obstante, en el momento en el que los incisivos superiores cubren un tercio de los inferiores ya se considera una sobremordida profunda.

2. ¿Puede evitarse la sobremordida?

Durante la etapa de crecimiento y desarrollo de los más pequeños es fundamental inculcarles y que aprendan buenos hábitos de salud dental. Y es que, además del factor genético y los antecedentes familiares que son importantes en el desarrollo de este problema de maloclusión, un hábito en concreto puede dar lugar a la sobremordida: la succión del pulgar o el uso prolongado del chupete.

Por ello, es importante que los padres tengan en cuenta que, de usar chupete, este hábito no debe prolongarse después de los dos años de edad. Por otro lado, si el problema es la succión del pulgar u otro dedo, es recomendable acudir al pediatra y odontopediatra quienes podrían realizar las recomendaciones pertinentes para eliminar este hábito y así evitar la sobremordida y los problemas que podría causar.

3. ¿Qué problemas genera?

Si bien, como hemos comentado, existen distintos grados de sobremordida, este afección dental puede dar lugar a otros problemas:

  1. Impedimento a la hora de hablar, ya que la correcta mordida de los dientes es clave en la articulación de algunos sonidos.
  2. Deficiencias en la masticación, provocando un sobre desgaste en algunos dientes y dolor a la hora de morder alimentos.
  3. Daños en los tejidos blandos como las encías a consecuencia del esfuerzo realizado por algunos dientes.
  4. Daños en el esmalte dental lo que puede llevar a un aumento en la probabilidad de sufrir fracturas dentales.
  5. Alteración en los dientes que pueden llevar al apiñamiento de los incisivos e incluso de los caninos (los colmillos).
  6. A consecuencia de esto, puede complicarse la higiene oral y llegar a aumentar la probabilidad de sufrir caries.
  7. Problemas respiratorios asociados al origen de la maloclusión. Imposibilidad de respirar con la boca cerrada.
  8. Bruxismo, a causa de una tensión excesiva en la mandíbula por la incorrecta oclusión y desgaste en los dientes.
  9. Problemas en la articulación temporomandibular o ATM que, además, pueden causar dolor de cabeza y cuello
  10. Alteración en la apariencia del rostro, ya que visualmente la parte mandibular se encuentra menos adelantada.

4. ¿Cómo se trata la sobremordida?

El objetivo principal en el tratamiento para la sobremordida de los más pequeños y adolescentes es el de corregir la incorrecta relación de la piezas dentales en la arcada superior con respecto a las inferiores. Así se logrará mejorar la funcionalidad y la estética de los dientes. Pero para ello es necesario llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia en función de cuándo se haya diagnosticado el problema y del grado de la sobremordida:

4.1. Ortodoncia interceptiva.

La ortodoncia interceptiva es el tratamiento de ortodoncia infantil que puede solventar y prevenir los casos de sobremordida en niños entre 6 y 11 años cuando sus huesos maxilares aún están en fase de desarrollo y crecimiento, siempre que se diagnostique de forma precisa.

En esta fase es posible centrarse en los huesos maxilares, no la posición de los dientes ya que habría que esperar a que hubieran erupcionado todos los dientes definitivos. Es por ello que tras este tratamiento podría ser necesario llevar a cabo lo que conocemos como ortodoncia correctiva.

4.2. Ortodoncia correctiva.

La ortodoncia correctiva si inicia a partir de los 12 años, cuando los huesos maxilares ya se han formado completamente y han erupcionado los dientes definitivos. Con este tipo de ortodoncia es posible corregir la posición de los dientes de adolescentes y jóvenes (y también adultos).

Los tratamientos de ortodoncia correctiva permiten que los adolescentes lleguen a la edad adulta con una correcta alineación de dientes que de lugar a la mordida ideal de los dientes para que tanto la funcionalidad como la estética sean las óptimas. En este caso hay varios tipos de tratamiento que se pueden llevar a cabo:

  • Ortodoncia con brackets metálicos o brackets autoligables que es el tipo de tratamiento más común y que permite ir moviendo gradualmente los dientes para conseguir los objetivos marcados por el especialista
  • Ortodoncia con alineadores transparentes Invisalign Teen es un tratamiento más estético con férulas hechas a medida que deben ir cambiándose para mejorar la alineación de los dientes también de forma gradual.

Por otro lado, si se llegara a la edad adulta con un problema severo de sobremordida que no se hubiera corregido durante la infancia, sería necesario llevar a cabo un tratamiento ortodóntico junto con lo que se conoce como cirugía ortognática que permitiría corregir la relación entre los maxilares superiores e inferiores.

Es por ello, que para evitar estos procedimientos más complejos y costosos se recomienda llevar a los niños a revisiones periódicas con el odontopediatra quien no sólo va a determinar si el estado de salud de dientes y encías es el óptimo, sino que también va a ir observando el crecimiento de maxilares y mandíbula durante la etapa de desarrollo para prevenir y corregir la sobremordida de forma efectiva a una edad temprana, consiguiendo así una mordida ideal para el adolescente y adulto.

Otros artículos sobre odontopediatría y ortodoncia

Abrir chat
Hola! Estaré aquí si me necesitas
Clínica ARC dental
Hola! Estoy a tu disposición si me necesitas