Carrer de Sevilla, 8, 07013 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa

Carrer de Sevilla, 8, 07013 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa | Contacto

mordida abierta

¿Cuál es la solución de la mordida abierta?

Cristina Martínez-Almoyna Rifà

Cristina Martínez-Almoyna Rifà

Codirectora médica de Clínicas UDEMAX.
Licenciada en Odontología, título de máster en Ortodoncia y postgrado en Odontopediatría. Especialista certificada en Invisalign y en arco recto.

La mordida abierta es un tipo de maloclusión dental bastante común. De no tratarse durante la infancia y adolescencia, muchas personas llegan a la edad adulta con este problema dental. Esta maloclusión, además de tener un impacto en la estética, puede provocar algunos problemas funcionales, razón por la cual es mejor abordarla durante la infancia.

 

Lo que necesitas saber para dar solución a la mordida abierta.

  1. ¿Qué es la mordida abierta y qué tipos hay?
  2. ¿Qué provoca la aparición de la mordida abierta?
  3. ¿Qué problemas están relacionados con la mordida abierta?
  4. ¿Cuál es el mejor tratamiento para la mordida abierta?

1. ¿Qué es la mordida abierta y qué tipos hay?

Se considera que un niño tiene mordida abierta cuando al cerrar la boca falta algún contacto entre las piezas antagonistas, especialmente los caninos e incisivos de las arcadas superior e inferior, aunque también puede ocurrir entre molares.

Dicho de otro modo los niños con este tipo de maloclusión dental no pueden cerrar la boca por completo puesto que sus dientes frontales y/o posteriores no entran en contacto en las distintas arcadas. Puesto que la maloclusión de esta clase puede ser variada, encontramos distintos tipos de mordida abierta:

  • Mordida abierta anterior: la más común de todas, se produce cuando las piezas dentales que no entran en contacto son las frontales.
  • Mordida abierta posterior: contrariamente a lo que sucede en el caso anterior, son las piezas traseras (los molares) los que no entran en contacto.
  • Mordida abierta lateral: en este caso, el problema se encuentra en uno de los laterales (derecha o izquierda) cuyos dientes no encajan al morder.
  • Mordida abierta completa: es el caso más complejo en el que tanto los dientes anteriores como los posteriores no encuentran su antagonista.

2. ¿Qué provoca la aparición de la mordida abierta?

Si bien esta maloclusión tiene un importante factor genético inevitable que da lugar a problemas esqueléticos y dentales durante la fase de crecimiento, hay otros factores provocados por algunos hábitos que, durante la infancia, también pueden provocar la aparición de la mordida abierta:

  • El uso continuado del chupete después de los dos o tres años.
  • La succión del pulgar u otro dedo durante los primeros años de desarrollo.
  • El empuje de los dientes con la lengua (si bien agrava no produce).
  • La respiración oral en lugar de nasal de forma recurrente.

3. ¿Qué problemas están relacionados con la mordida abierta?

Como hemos comentado al inicio, la mordida abierta no solo constituye un problema estético para sino que, además, provoca problemas funcionales que pueden arrastrarse durante la vida adulta, empeorando la calidad de esta. Entre las consecuencias más importantes de este tipo de maloclusión encontramos:

  • Dificultad para masticar y comer alimentos. El hecho de que no haya un correcto contacto entre los dientes al cerrar la boca, complica la función masticatoria de los dientes.
  • Mayor desgaste dental en algunas piezas. A consecuencia de lo anterior es posible que se produzca un desgaste prematuro de unas piezas dentales sobre otras, acentuando el problema.
  • Problemas respiratorios. A causa de la imposibilidad de cerrar la boca completamente, por el desarrollo de los maxilares, muchos pacientes suelen respirar por ella en lugar de respirar por la nariz.
  • Alteraciones en el habla. Durante el desarrollo, los niños pueden experimentar problemas a la hora de articular ciertos sonidos si presentan este problema, como el ceceo.
  • Trastornos en la articulación temporomandibular (ATM). Estos se manifiestan con síntomas como el dolor de cabeza, la cara o el cuello, incluso con problemas como el bruxismo.

4. ¿Cuál es el mejor tratamiento para la mordida abierta?

La mejor abordaje de este tipo de maloclusión se lleva a cabo durante la infancia y adolescencia. Para tratar la mordida abierta pueden llevarse a cabo dos tipos de ortodoncia en función de la edad del paciente:

4.1. Ortodoncia interceptiva.

La ortodoncia interceptiva se realiza en niños a partir de los 6 años durante la etapa de desarrollo maxilar si presentan algún problema esquelético. Y es que durante el crecimiento, el ortodoncista puede guiar y modificar el desarrollo de los huesos corrigiendo estas estructuras para conseguir el adecuado emplazamiento óseo y dental.

4.2. Ortodoncia correctiva.

A partir de los 12 años, una vez que los huesos maxilares se han formado, sólo puede llevarse a cabo la ortodoncia correctiva. Si el crecimiento ósea se había corregido previamente o el problema de mordida abierta es leve, este tratamiento sería suficiente.

No obstante, llegados a la adolescencia o edad adulta con un problema grave de este tipo de maloclusión dental, el tratamiento ortodóntico debería combinarse con un tipo de cirugía maxilofacial que conocemos como cirugía ortognática.

Por ello, para evitar este tipo de tratamientos más complejos en la edad adulta, es conveniente tratar los problemas dentales desde la infancia, especialmente aquellos que tienen que ver con el desarrollo de los huesos maxilares.

Es importante, por tanto, acudir a revisiones periódicas al especialista. Los odontopediatras están formados para valorar tanto el estado de dientes y encías de los pequeños como su desarrollo y detectar prematuramente si pueden llegar a tener cualquier maloclusión.

Otros artículos sobre odontopediatría y ortodoncia

Abrir chat
Hola! Estaré aquí si me necesitas
Clínica ARC dental
Hola! Estoy a tu disposición si me necesitas