971 25 46 26

Carrer de Sevilla, 8, 07013 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa

Carrer de Sevilla, 8, 07013 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa | Contacto

mal aliento en niños

¿Qué provoca el mal aliento en niños y cómo evitarlo?

Cristina Martínez-Almoyna Rifà

Cristina Martínez-Almoyna Rifà

Codirectora médica de Clínicas UDEMAX.
Licenciada en Odontología, título de máster en Ortodoncia y postgrado en Odontopediatría. Especialista certificada en Invisalign y en arco recto.

El mal aliento en niños pequeños no se trata de un problema banal. Si el origen es oral puede tratarse de un problema menor como una mala higiene oral, pero si con restaurar una técnica de cepillado correcta no se solventa, podría ser que esta halitosis infantil fuera consecuencia de una enfermedad oral o incluso de carácter sistémico. Si has notado que tu hijo o hija no tiene buen aliento, te recomendamos que prestes atención.

 

Qué debes saber sobre el mal aliento de los niños

  1. ¿Qué es y qué causa el mal aliento en niños?
  2. ¿Cómo prevenir la halitosis oral en niños?
  3. ¿Cómo se trata a nivel oral la halitosis infantil?

1. ¿Qué es y qué causa el mal aliento en niños?

La halitosis corresponde al mal olor o mal aliento en la boca. En niños este problema puede presentarse de dos formas como transitoria, que corresponde al mal olor matinal y que se debe a disminución de cantidad de saliva durante las horas de sueño y el ayuno prolongado, o bien, al consumo de ciertos alimentos. Pero también, puede ser persistente, y en este caso, en función de origen puede ser oral o extraoral (responsable de un 15% de los casos):

1.1. Halitosis oral.

  • Una inadecuada de higiene oral. Una técnica de cepillado incorrecta, la omisión de áreas como la lengua o el espacio interdental, o bien, una higiene bucodental deficiente en cuanto a tiempo como número de veces pueden dar lugar a una acumulación de placa bacteriana. Esta placa es fruto de la proliferación de bacterias en la cavidad oral que junto al resto de alimentos en descomposición pueden dar lugar a un mal aliento. El problema es cuando los tejidos empiezan a verse afectados.
  • Enfermedades periodontales. Aunque en ocasiones una adecuada higiene oral no da lugar a una halitosis apreciable, una de las consecuencias que puede tener es el inicio de la enfermedad periodontal. La gingivitis, una primera fase de esta enfermedad, generalmente tiene asociado como síntoma la halitosis, junto con la inflamación de las encías. De no ser tratada, esta enfermedad puede dar lugar a la periodontitis que puede incluso causar la pérdida de las piezas dentales de leche en los más pequeños.
  • Esta es otra enfermedad oral consecuencia de un cepillado deficiente y de la acumulación de placa bacteriana y formación de cálculo o sarro. De suceder esta infección es muy posible que el aliento del niño se vea afectado y que esté en peligro tanto la integridad del diente, que podría llegar a perderse, como la del resto de tejidos y dientes de la zona oral.
  • Uso de ortodoncia. Algunos aparatos ortodónticos como los brackets suelen dificultar mucho la higiene oral de los más jóvenes. Puesto que es algo más complicado y hay que ser pacientes, suelen dejar de ser tan exhaustivos. Esto no sólo aumenta la presencia de restos de alimentos en la cavidad oral que, durante su descomposición, provocan mal olor, sino que también incrementa la formación de placa bacteriana que, como ya hemos comentado, tiene una serie de consecuencias importantes para la salud, siendo la halitosis un síntoma de ellas.
  • Xerostomía o boca seca. La saliva es fundamental en el proceso de digestión, es el primer paso en la descomposición de alimentos y permite eliminar los malos olores. No obstante, la respiración oral de algunos niños puede incrementar la sequedad oral, disminuyendo la cantidad de saliva y capacidad para iniciar el proceso de digestión de los alimentos.

1.2. Halitosis extraoral.

  • Procesos infeccioso: faringitis, catarro y amigdalitis, sinusitis, rinitis, etc.
  • Problemas del aparato digestivo. Alguna infección en el estómago, la gastritis, el reflujo, las enfermedades inflamatorios o la obstrucción intestinal, algunas cepas de la bacteria estomacal Helicobacter pylori pueden provocar mal aliento en niños.
  • Intolerancias: como por ejemplo, a la lactosa.
  • Enfermedades sistémicas. La diabetes, las enfermedades renales, hepáticas o pulmonares.
  • Problemas otorrinolaringológicos: hipertrofia de las adenoides o amígdalas.

2. ¿Cómo prevenir la halitosis oral en niños?

  • Por un lado, evitar las comidas con muchos condimentos, especias, ricas en grasas, o alimentos como el ajo o la cebolla cruda. Y por otro lado, aumentar la ingesta de agua para evitar la xerostomía, para lo que también es importante respirar por la nariz.
  • Realizar una adecuada higiene oral para lo que es recomendable la supervisión de los padres, así como tener especial cuidado cuando se lleva ortodoncia. Es importante no omitir el cepillado de la lengua o el uso de hilo, seda o cepillo interdental y usar enjuague bucal. Inculcar desde pequeños una buena rutina de higiene oral es fundamental para el desarrollo dental de lo niños y la conservación del buen estado de salud de dientes y encías, para lo cual es ideal predicar con el ejemplo, también al:
  • Visitar con regularidad al odontopediatra quien puede valorar el estado de salud bucodental real y determinar si es necesario algún tratamiento preventivo, o bien, si existe alguna enfermedad oral que tenga como síntoma la halitosis:

En función de si la halitosis o mal olor de boca está provocada por el acúmulo de placa bacteriana a causa de una deficiente limpieza oral, o bien, es viene a consecuencia de alguna enfermedad, el abordaje será distinto. En cada caso, el objetivo es el de tratar el origen del problema.

  • Limpiezas bucodentales profesionales. Estas limpiezas son las que garantizan el buen estado de salud de dientes y encías al poder eliminar eficientemente toda la placa bacteriana acumulada para prevenir caries y enfermedades periodontales.
  • Tratamiento de la caries infantil. En el caso de que esta placa bacteriana sí haya llegado a afectar a las piezas dentales, es fundamental realizar un tratamiento para eliminar esta infección y proteger la pieza dental. También se pueden tomar medidas preventivas contra la caries tras haber realizado limpiezas profesionales.
  • Tratamiento de las periodontitis. Para paliar los efectos de la enfermedad periodontal, es posible que se deba realizar un tratamiento para eliminar los abscesos que se hayan formado debajo del periodonto, eliminando la infección que provoca esta halitosis.

Si tras haber corregir los hábitos anteriormente mencionado y haber pasado revisión con el odontopediatra se descarta que el problema fuera de origen, es recomendable acudir al pediatra para descartar algunas de las enfermedades extraorales que hemos comentado al principio. Si bien tiene una menor prevalencia en la población infantil, es importante descartar la existencia de enfermedades no orales.

Otros artículos sobre odontopediatría y ortodoncia

Abrir chat
Hola! Estaré aquí si me necesitas
Clínica ARC dental
Hola! Estoy a tu disposición si me necesitas